Gracias por tu voto

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, dejó en claro que “a pesar de los pesares” y pese a todos los “obstáculos”, será inaugurado en diciembre del año 2023 el Tren Maya, una de los proyectos estrella de su Administración.

En diciembre del año próximo vamos a inaugurar el Tren Maya, a pesar de los pesares, aunque nos pongan obstáculos, además, somos especialistas en brincar obstáculos”, refirió durante la conferencia matutina llevada a cabo en Palacio Nacional.

El jefe del Ejecutivo federal explicó que el cambio en la titularidad del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), encargada de la construcción del Tren Maya, se debió a que se necesitan funcionarios que estén en una supervisión permanente de la obra y que no estén perdiendo el tiempo en otras situaciones.

“Es que necesitamos terminar estas obras y necesitamos responsables que estén comprometidos por entero, que no se detengan ante nada. Y que se apliquen a fondo, es un poco el método de trabajo”, dijo.

“Para poder llevar a cabo una obra se requiere un mando y se requiere una supervisión permanente, constante y si hablamos de la obra de transformación, que es algo de mayores dimensiones, pues no vamos a estar considerando que son nuestros amigos o nuestros familiares o nuestros compañeros, pero resulta que no dan resultados”, refirió,

“Si no tiene las convicciones suficientes, no internaliza de que estamos viviendo un tiempo histórico, un momento estelar en la vida pública de México, un tiempo interesante, y está pensando que es la misma vida rutinaria del Gobierno, que todo es ortodoxo, que todo es plano, que no importa que se pase el tiempo, pues entonces no está entendiendo que una transformación es un cambio profundo”, puntualizó.

A mediados de enero, López Obrador anunció que Javier May, el entonces titular de la Secretaría de Bienestar, encargada de sus icónicos programas sociales, tomaría las riendas del Fonatur, hasta entonces dirigido por Rogelio Jiménez Pons.

López Obrador alabó las aptitudes de la titular de Energía, Rocío Nahle, y del general Gustavo Vallejo por estar al pendiente “día y noche” de los trabajos tanto en la refinería de Dos Bocas como en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA).

Y nada de que llovió o no quieren los transportistas trasladar el material o se nos fue la luz o no tenemos trabajadores suficientes ¡Nada, nada! Regreso a lo mismo, es como la transformación, esto no se nos va a volver a presentar a muchos, esto es historia”, explicó.

El mandatario mexicano agradeció a Rogelio Jiménez Pons, extitular de Fonatur, su esfuerzo en el tiempo en que encabezó las obras del Tren Maya: “agradecemos mucho lo que hizo, dejó abierto el camino, pero ahora lo que necesitamos es más acción”.

El cambio ocurre mientras el Tren Maya, una obra prioritaria de López Obrador para el sureste mexicano con una inversión de alrededor de más 200 mil millones de pesos, afronta retrasos por recursos legales de pueblos originarios, burocracia e inestabilidad en el terreno.

Con información de López-Dóriga Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hola!

Click aquí si quieres mandarme un mensaje o escríbeme a mi correo contacto@alonsoherreranoticias.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?