PREDIAL 2023 METEPEC

Jacky Hunt-Broersma es una mujer de 46 años con parte de la pierna izquierda amputada y correrá el Maratón de Boston para seguir tras su meta que son 102 maratones en igual número de días.
AP.- Jacky Hunt-Broersma corre como una mujer poseída. Y en cierto modo, lo está: la atleta que tiene parte de la pierna izquierda amputada está intentando correr al menos 102 maratones en 102 días.

El mes pasado, a poco más de dos tercios de su objetivo de establecer un récord mundial de maratones consecutivos, la sudafricana publicó algo en Twitter que dio que hablar.

“Lo primero que hice después de correr fue quitarme la pierna. Me sentí muy bien”, escribió. “Maratón 69, hecho. Faltan 31 maratones”.

Eso fue el mes pasado, y sigue corriendo, cubriendo la clásica distancia de los maratones de 42.2 kilómetros día tras día, llueva o haga sol, ocasionalmente en una cinta de correr (caminadora), pero sobre todo en carreteras y senderos cerca de su casa en Gilbert, Arizona.

Si su racha se mantiene intacta de cara al Maratón de Boston del 18 de abril, será el número 92.

A diferencia de las otras 30,000 personas que correrán el famoso recorrido, Hunt-Broersma, de 46 años, habrá hecho un maratón el día anterior. De alguna manera, tendrá que reunir cuerpo y alma para correr otro día después. Y otro después. Y luego ocho más.

Todo ello con una cuchilla de fibra de carbono que ha sido su pierna izquierda desde que perdió la verdadera por debajo de la rodilla a causa de un extraño cáncer.

“Haces las paces con el dolor”, dijo en una entrevista con The Associated Press. “Creo que mi umbral de dolor es probablemente bastante alto en este momento. Es un paso a la vez”.

Boston es el único maratón certificado que incluye en su búsqueda. Las demás las corre en uno de los dos bucles que hay cerca de su casa o en una caminadora, una máquina monótona que muchos corredores llaman burlonamente ‘dreadmill’ (cinta de correr).

En 2001, cuando ella y su marido holandés vivían en los Países Bajos, a Hunt-Broersma le diagnosticaron un sarcoma de Ewing, un cáncer poco frecuente que suele afectar a los niños. De la noche a la mañana, apareció un bulto del tamaño de una pelota de golf en una vieja cicatriz que se había vuelto sensible. Una biopsia confirmó lo peor, y en pocas semanas le amputaron la pierna por debajo de la rodilla.

“Lo más difícil fue aceptar que una parte de mi cuerpo había desaparecido”, dice. Desde entonces ha hecho las paces con eso: Una de sus camisetas favoritas reza: “Un zombi me la arrancó a mordiscos”.

Hasta hace cinco años, no era nada atlética, pero empezar a hacerlo era caro. Las cuchillas de fibra de carbono diseñadas para correr cuestan unos 10,000 dólares y no las cubre el seguro médico.

Los supervivientes del atentado del maratón de Boston de 2013, que mató a tres espectadores e hirió a otros 260, se encontraron con el mismo problema cuando quisieron recuperar sus vidas.

“Correr realmente me cambió la vida. Me ayudó a aceptarme como amputada. Me dio una sensación de libertad. Me enamoré del proceso de empujar mi cuerpo más allá sólo para ver lo que podía hacer”.

Los maratones posteriores le llevaron a practicar el ultrarunning en largas distancias, incluida una carrera de 160 kilómetros. Así que cuando Hunt-Broersma se enteró de que Alyssa Amos Clark, una corredora sin discapacidad de Bennington (Vermont), había cubierto la distancia del maratón 95 días seguidos en el año 2000, nació una idea: Ella haría 100.

Ese plan se frustró esta semana cuando la corredora británica Kate Jayden completó 101 maratones en otros tantos días, así que Hunt-Broersma tiene un nuevo objetivo: “Ahora voy a por al menos 102”.

“Esperaba que sirviera de inspiración para que mucha gente saliera de su zona de confort y se esforzara un poco más”, dijo.

Le preocupaba que el muñón se pusiera en carne viva y le doliera, y las dos primeras semanas fueron duras. Desde entonces, sin embargo, ha adquirido un ritmo sostenible, cuidando de poner hielo y masajear el muñón. Cuando se hinchó, cambió a una prótesis para correr con un poco más de espacio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

×

Hola!

Click aquí si quieres mandarme un mensaje o escríbeme a mi correo contacto@alonsoherreranoticias.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?